06 SET 2018 | 17:47 HS.

Va por la etapa regular

Jonatan Castellano encara con expectativas la 10ma. fecha del Turismo Carretera que se disputará el fin de semana en el autódromo de la Ciudad de Paraná. El de Lobería que llega como líder del campeonato y ya está clasificado a la Copa de Oro, irá en búsqueda en principio de obtener la etapa regular.

 

Tras la cita de los 1000 Kilómetros de Buenos Aires, el Metalfor Castellano Power Team ha realizado un desarme completo y repaso íntegro sobre la rendidora Dodge, cambiando distintos elementos que han cumplido su vida útil tras la larga exigencia sufrida en la cita pasada. Lo mismo se hizo con la planta impulsora que va preparada a nueva, y que ha sido chequeada en el rolo que el equipo tiene en Lobería, funcionando todo en óptimas condiciones.
Tras las tareas finales, la estructura ya emprende el viaje hacia Paraná, escenario que recordamos, la pasada temporada vio triunfal a Castellano, que también irá con toda la ilusión de poder volver a ser gran protagonista. La actividad para el Turismo Carretera comenzará el viernes ya con el formato habitual de las competencias tradicionales, con el primer entrenamiento a partir de las 12.30hs, y luego la clasificación desde las 15.05hs.

 Jonatan Castellano: “El objetivo primordial al que apuntamos sin dudas es ganar la Etapa Regular. Sabemos que dependemos de nosotros al tener ventaja de puntos en el campeonato, por lo cual vamos a apostar a la confiabilidad y también al buen potencial que viene teniendo la Dodge. Sacando nuestro objetivo principal, también vamos con grandes expectativas a un circuito donde funcionamos muy bien y pudimos ganar el año pasado, aunque sin kilos en relación a ahora que vamos con 30 por los dos triunfos de este año. Es un trazado que le cae muy bien a la puesta a punto nuestra, y donde tuvimos un gran potencial, si bien seguramente habrá otros rivales que también van a estar muy firmes. Cada punto vale oro, y quienes estemos clasificados y los que necesiten entrar a la Copa creo que vamos a arriesgar todo lo que haya a nuestro alcance más que nunca.